Retoques generales de diseño en una plantilla prediseñada (menú, footer, adaptación a móvil).

Web adaptable a todo tipo de dispositivos.

Priorización de la navegabilidad y la buena experiencia de usuario.

Integración de blog para generación de contenido periódico que incida en un mejor posicionamiento.

Retoque fotográfico y optimización para una carga rápida.

Renovación de la imagen corporativa.